martes, septiembre 01, 2015

Trend alert: granny style


En una sociedad en la que se ensalza la juventud en sus distintas formas, no deja de resultar curioso y llamativo la última tendencia que se nos presenta novedosa (y eso ya es decir mucho) esta temporada:  el estilo granny.

Tras la palabra se encuentran todas esas prendas que tengan cierto aire o recuerden a las abuelas. Sí, justo eso de lo que se lleva huyendo desde tiempos ancestrales. Eso sí, ni Chanel, ni Gucci ni Sonia Rykiel, Nina Ricci, Proenza Schouler, Michael Kors o Miu Miu van a dejar una estética tan potente como esta al azar: hay que darle un giro, aportar algo novedoso a ese armario en el que, admitámoslo, muchas veces las nietas han encontrado joyas.


La clave está, una vez más, en la falda midi, largo por excelencia de este próximo invierno, que en esta ocasión viene con vuelo o con corte A, puesto que las siluetas excesivamente ajustadas quedan para "las jovencitas". El cárdigan y el suéter de escote en pico son otras dos piezas básicas para poder recrear el look que abandera Chanel, así como las estolas, esas complicadas pero ahora deseadas piezas.
Los tejidos, como no puede ser de otro modo, deben respirar ese aire cálido (y hasta un tanto cándido) que pide tanto el invierno como las figuras que inspiran la tendencia. Por eso el punto, la lana e incluso el pelo para pequeños detalles se antojan como los favoritos.


Con tantas capas y el volumen que aportan las telas, los cinturones serán un gran arma para definir la silueta y darle vida al conjunto, que se complementa con bolsos de aire vintage y con zapatos cuanto menos curiosos. Curiosos porque las formas que se alzan sobre los tacones bajos son de lo más variado, pero si hay una que se lleva la palma y ya ha conseguido conquistar a las it girls más transgresoras es la que propuso Phoebe Philo para Céline. El exitoso experimento consiste en tomar una zapatilla de ballet, subirle el empeine bastante y dejar que la costura donde está el elástico se luzca en todo su esplendor, todo ello con el tacón medio al talón, por supuesto. Los ya conocidos como granny shoes están despertando odios y amores, aunque de momento parece que ganan los primeros por su complicada silueta; sin embargo, cada vez más son las que para alejarse del calzado más mainstream los eligen para aportar a sus estilismos más clásicos y minimalistas el toque de gracia que necesitan.


Sí, es complicada. Sí, no es para todas. Pero la estética granny se está convirtiendo en el soplo de aire fresco que necesitaba una temporada basada en las reediciones de tendencias anteriores. El estilo no entiende de edad y ahora menos que nunca.

1 comentario:

  1. Bueno, siempre se pueden conseguir joyitas de este tipo, pero sin mezclarlas todas jaja. Los zapatos me he quedado... patidifusa... madre de Dios! jajajajaja. Un beso!

    ResponderEliminar